Qué es un blog, qué sentido puede dar a mi vida. Experiencia vital, una forma de expresión, de creación, puede ser un laboratorio emocional, un acto de narcisismo, una muestra de generosidad, simple curiosidad...Permitidme que lo descubra.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

MI MAR

De  mis pies temblando
te retiras murmurando,
mojas mis dedos dormidos,
alejándote envuelto en espuma.

Vuelves con el coqueteo
del amor de toda la vida,
nadie sabe que estoy aquí,
pero yo siempre vengo.

                                                             En tu rabia me sumerjo
                                                             empapada con el alma,
                                                             extasiada de amor azul
                                                             en burbujas delirantes.

Tus secretos son los míos
entre vaivenes prendidos,           
siempre vuelves coqueteando
como el amante perfecto.

                                                             Vienes azul y feliz,
                                                             te alejas con la mirada,
                                                             no se vivir sin sentirte,
                                                             tu inmensidad me hace falta.

Y la barca de tus labios
para amarte de madrugada,
tu noche hidrata mi piel,
tu amanecer me acompaña.

                                                            Sé que siempre te tendré
                                                            al “este” de mi existencia,
                                                            tu olor lo llevo conmigo,
                                                            como sal lleva el agua.

Como arena tus caricias,
como tristeza mis mañanas,  
toda la paz me llevo
salpicando mí tortura.

                                                            En la jaula de mis versos,
                                                            reina y esclava de mi reino,
                                                            los grilletes me deshaces,
                                                            tu cárcel son susurros eternos.

Ahora soy yo quien me alejo
con los zapatos untados
de tu playa efervescente,
mis huellas aquí las dejo.                     

Inmaculada Jiménez Gamero

ENTRETANTO Y TANTO

Entretanto y tanto
te abrazo,
mientras palpito de misterio
y tiembla mi sombra,
que por sentir hasta goza.
Entretanto y tanto
reconquisto tus labios
que perfuman mi cara.
Y se hace ruinas mi pasado
asomándose al futuro
que no llega.
Cierro los ojos
de presente endulzado
y a tientas me detengo
en el colchón de tu amor,
donde te encuentro,
empapado y sumido,
en el fondo de lo cierto.

Inmaculada Jiménez Gamero

SOLO LA PIEL

Solo la piel me dice
que estoy aquí
y no en otro lugar
llamado nunca.
Respiro por los poros
de la vida
y el mundo
se convierte
en un lugar extraño.
Bostezo de lejanía
y miro el suelo
de madera noble,
repleto de manzanas verdes.
                                              Solo la piel me dice
                                              que no es un fraude
                                              éste momento,
                                              y que todo lo que toco,
                                              es aquello que no
                                              paro de buscar,
                                              entre la incógnita
                                              y la ceguera más absoluta.
                                              Sin embargo me persigue,
                                              rozándome los talones descoloridos.
                                              Busco entre tinieblas
                                              de terciopelo rojo vino
                                              y no alcanzo,
                                              porque no existe
                                              nada que pueda aproximarse.
                                              Y la luna cansada
                                              divaga en la sombra,
                                              y me encierro en mi misma,
                                             que es mi única casa.
                                             Como una niña
                                             persigo lo imposible,
                                             que no conozco,
                                             ni sé donde se encuentra.
                                             Vivir o morir son la misma cosa,
                                             porque hay muerte
                                             en el abrazo,
                                             y vida en el cementerio
                                             que no tiene olvido.
                                             Solo la piel me dice
                                             que estoy aquí.



Inmaculada Jiménez Gamero