Qué es un blog, qué sentido puede dar a mi vida. Experiencia vital, una forma de expresión, de creación, puede ser un laboratorio emocional, un acto de narcisismo, una muestra de generosidad, simple curiosidad...Permitidme que lo descubra.

domingo, 4 de septiembre de 2011

DAME EL BESO

Dame el beso
que hace juramento,
hambriento y afectivo,
dámelo a plena luz del día,
o furtivo en la noche.

Júrame con un beso,
acordemos íntimamente
nuestro encuentro,
descríbeme el epicentro          Beso, beso,
amor,                                                           promesa sin palabras,
amor eterno.                             exacto sentimiento,
                                                                                              puntual secreto,
                                                            sin oído,
                                                            sin fonemas.
Cierra los ojos,
siento la ola,
la mantequilla,
la espuma,
el gigante de mar.

                    Beso dulce,
                               beso tierno,
                                         beso mío
                                                   beso nuestro.

Maratón anatómico
                             al centro del firmamento,
                                               brutal momento,
                                                                          dame aliento.

Dame el beso certero
                                  que todo lo puede,
                                                         que todo lo firma,
                                                                                que todo lo requiere.

Esencial contrato
de todo sentir verdadero,
sabor de caramelo,
paladar del amor sincero.

Inmaculada Jiménez Gamero

MI CORAZÓN ES CORCHO

Mi corazón,
como  corcho  
salvado del naufragio,
flota sobre las aguas
con las flores rojas
de tu ausencia.
No quedó nada de piel,
sumergida por completo
aún grita, socorro.
Y la sangre desaparecida, no encontró salida alguna
que ser nada en la inmensidad de un mar vacio,
arrastrándose al olvido.

Inmaculada Jiménez Gamero

HAY UN COSMOS DE PALABRAS

Hay un cosmos de palabras
Entre las que se encuentra, tiempo, amor, vida,
Hay un tiempo de esperanza,
Hay un amor sin medida,
Hay unos hijos como raíces,
Hay una vida que no espera.

Hay un océano de agua por el que navega el silencio,
Y una,
           Dos,
                    Y tres lágrimas.

                                              Que son la marea de mis sentimientos.

Hay una noche eterna,
Y miles de días con el sabor de tus labios.

Inmaculada Jiménez Gamero

HASTA VOSOTROS LLEGARÉ

  Imagino la vida de cada uno de vosotros,
  Con sus tejes y manejes. 
  No conozco vuestras caras,
  Pero me acercaré sutilmente.
  Nunca podréis reconocerme,
  Me recortaré en una gota de lluvia,
  Me llevará la hoja que no cesa de rodar,
  Me columpiaré en la forma caprichosa de la nube,
  Pasearé en la ola navegante de la orilla,
  Susurraré  la canción que amamos y compartimos
  Y me sentiréis como yo os siento en el camino.
  Como yo os siento en los gestos cotidianos,
  En las palabras azarosas,
  En las meriendas copiosas de tertulia
  Y aromas a café,
  En la búsqueda de la serenidad más necesaria. 
  Soy espíritu y me muevo con soltura,
  Como el pez en el agua me transporto en el día a día,
  Como el viento viajo
  Para sentir que os tengo… y que estoy viva.

 Inmaculada Jiménez Gamero

LAS MANOS DE MI PADRE


Las manos de mi padre rozan el aire cada mañana,
provocando aquel pasado donde la vida crecía,
guiando la pátina añil que marca el horizonte,
haciéndome guiños desde ese cielo celeste en donde vive.

Las manos de mi padre traen olor a madera exótica,
a nogales de primavera servidos de verde yerba,
a robles viejos de sol y jóvenes de luna nueva
Y al fruto del limonero mientras lijaba su suerte.

Las manos de mi padre tallan la paz que encuentro,
exculpen molduras de mi niñez de estilo isabelino,
barnizándolas de sudor para nutrir todo el hambre,
para crear compases de fina marquetería mudéjar.

Para velar por los suyos como si aún vida tuviera,
para guiar mí camino con la luz limpia del alba,
para fortalecer de caoba mis frágiles sentimientos
y bañar de paz mi corazón cuando tan dentro lo siento.  

Las manos de mi padre pequeñas y confortables,
pasean por mi camino como fantasmas,
recogen señales que aparecen en mi canasta
y yo se que son suyas porque son fuertes y nobles.

Me traen piñas de recuerdos con los que decoro mi casa,
me traen vida y serenan mi muerte,
me traen besos que repican sobre mis sienes,
las manos de mi padre, las manos de un artista.


Inmacula Jiménez Gamero

ESTRENAR SEPTIEMBRE

                       Estrenar septiembre
                       en serpentina de raso
                       de color esperanza casi verde.
                       Mientras se viste el día
                       temblando en burbujas
                       que parecen llegar del alba rota.
                       Estrenar septiembre
                       desmayado de tertulias
                       y de aguas zafiro
                       rodeando la piel salada.
                       En el abrazo de la vida nueva
                       que cada día celebra
                       el canto ceñido del amor absoluto.

                       Estrenar septiembre
                       que se viste de ocre entristecido,
                       inaugurando su nueve gregoriano,
                       mientras el infinito agosto,
                       se espolvorea entre la arena
                       de las tardes abrazadas
                       al olor de páginas,
                       donde los ojos se pierden
                       musitando paisajes
                       vividos por otros.


Inmaculada Jiménez Gamero