Qué es un blog, qué sentido puede dar a mi vida. Experiencia vital, una forma de expresión, de creación, puede ser un laboratorio emocional, un acto de narcisismo, una muestra de generosidad, simple curiosidad...Permitidme que lo descubra.

sábado, 29 de septiembre de 2012

LLEGÓ EL AMOR




                                         
                                  Llegó por la tarde,
                                          era pequeño y delgado,
                                          se coló entre la gente
                                          que volvía de cualquier cosa.

                                          Dispuesto a colgar su sombrero,
                                          desapercibido,
                                          desprovisto de lo necesario.

                                          Por sorpresa,
                                          como salta el conejo de la chistera.

                                          Y se acomodó en los días,
                                          y ellos fueron su resorte.

                                          Hubieron mariposas,
                                          hubieron melodías,
                                          de amor,  y algún despecho,
                                          y acarició los pétalos de la piel deseada.

                                          Vivió las estaciones repetidas,
                                          sostuvo con  fuerza
                                          los momentos prisioneros…     
                                          durmiéndose,
                                          tras los besos noctámbulos.

                                          Por fin despertó en raíces             
                                          para convertirse en árbol.

                                          El amor llegó cuando quiso
                                          y fue una tarde improvisada,
                                          sin apariencia de gala,
                                          humilde como el viento
                                          se quedó para siempre,
                                          como se queda lo verdadero.



                                          Inmaculada Jiménez Gamero
                                                        01 de Septiembre de 2012