Qué es un blog, qué sentido puede dar a mi vida. Experiencia vital, una forma de expresión, de creación, puede ser un laboratorio emocional, un acto de narcisismo, una muestra de generosidad, simple curiosidad...Permitidme que lo descubra.

lunes, 19 de enero de 2015

MI MADRE

FOTO PROPIA
  Siempre escuché hablar a mi madre
  de costuras y pespuntes.
 Ella cosía con su Singer
    y la tarde se vestía de luna.
      Yo odiaba a la aguja enrabietada
   por temor a que cogiera
sus dedos tan bellos.
Mi madre sin querer
 no me hizo libre,
  me sostuvo entre organzas de seda
  y enjambres de llanto contenido.
 Mientras,
desde el ático acristalado
   que vibraba con suspiros de volanta
 yo miraba allá afuera,
 alejaba mis ojos encerrados
   hasta la última estrella
    de mi pequeño firmamento.
    Nueva York, Boston,
     tambores de libertad,
      Walt Whitman en todas 
     las hojas del otoño. 
      Mi madre ya guardó la vieja máquina
   y hoy me pregunta:
    ¿existe la eternidad detrás de 
      esta ventana?.

Amanda Gamero
17  de Enero de 2015

SafeCreative 

8 comentarios:

  1. Simplemente precioso.
    Es un pacer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isa por dejar tu comentario, por estar aquí, de un modo virtual pero tan cercano como tú.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Francisco, me alegro que te guste y que estés aquí comentando.

      Eliminar
  3. Esas madres abnegadas dieron paso a mujeres mucho más rebeldes, que no se conformaban con un destino de coatureras/ con toda la dignidad que eso conlleva/ pero que necesitaban ampliar horizontes como tú señalas tan bellamente en tus versos.

    ResponderEliminar
  4. Esas madres abnegadas dieron paso a mujeres mucho más rebeldes, que no se conformaban con un destino de coatureras/ con toda la dignidad que eso conlleva/ pero que necesitaban ampliar horizontes como tú señalas tan bellamente en tus versos.

    ResponderEliminar
  5. Esas madres abnegadas dieron paso a mujeres mucho más rebeldes, que no se conformaban con un destino de coatureras/ con toda la dignidad que eso conlleva/ pero que necesitaban ampliar horizontes como tú señalas tan bellamente en tus versos.

    ResponderEliminar
  6. que bella poesía!!. Cuanto podríamos hablar de nuestras madres y sus maquinas de coser!.Admiro tu don de volcar en palabras los sentimientos!!Un placer leerte!

    ResponderEliminar